Antiinflamatorios, veneno para algunos riñones: descubre por qué


Así lo advierte el doctor Fernando Simal, vocal de Nefrología Clínica de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Nefrología (S.E.N.) tras destacar que en España hay más de cuatro millones personas con algún problema de insuficiencia renal, y cada año unos 6.000 pacientes avanzan en el deterioro de su enfermedad hasta necesitar tratamiento renal sustitutivo: hemodiálisis, diálisis peritoneal o trasplante renal.

El problema es que se trata de una patología que muchas veces se encuentra oculta, que las personas no saben que la padecen y con el aumento de edad de la población nos encontramos con una altísisma prevalencia entre la población mayor.

Y este aumento entre la población mayor viene asociado a la mayor frecuencia de ciertas enfermedades como la diabetes, la hipertensión arterial u otras complicaciones como la obesidad.

Es una patología “preocupante” porque  ofrece un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Además todos los problemas cardiacos y hepáticos influyen en la insuficiencia renal, explica.

Según la S.E.N, en la población mayor de 65 años su frecuencia se puede incrementar hasta un 25 %. En España, la prevalencia de la enfermedad renal supone un 23% en pacientes mayores de 64 años, y el 40% en mayores de 80 años.

Hasta que no está muy avanzada no da síntomas:tobillos o piernas hinchadas, a veces se orina poco, la tensión está mal, y lo más típico son picores por el cuerpo porque la urea que se acumula en sangre se elimina por el sudor y deja como un depósito, como una escarcha en la piel que produce picores.

Y ya en un estadio muy avanzado la urea tan alta también produce ganas de vomitar y si avanza más, se entra en un estado de coma y el paciente puede fallecer por un coma urémico, que es una muerte dulce comparada con otras, porque te quedas como dormido.

Antiinflamatorios

Volviendo a los antiinflamatorios no esteroideos, el especialista explica que pueden ser tóxicos en el riñón de dos maneras, una porque producen una lesión crónica en las estructuras del riñón y otra porque inhiben la producción de algunas sustancias que intervienen en el mecanismo del dolor, como las prostaglandinas.

Pero estas sustancias también intervienen en mantener un adecuado flujo de sangre a través del riñón, y si se disminuye su efecto, se dificulta el riego a este órgano  alterando finalmente el funcionamiento del mismo.

Hay que tener en cuenta, refiere, que el riñón es un órgano muy sensible. El 20% de la sangre que sale del corazón va al riñón, y es un órgano que no tiene mucha capacidad de regulación.

“Por ejemplo si pierdes dos litros de sangre igual no te mareas, pero el riñón lo sufre rápido, ya que es muy sensible a las perdidas de volumen de sangre, y entonces rápidamente empieza a funcionar mal”.

Hay países como Nueva Zelanda y Australia, donde la principal causa de insuficiencia renal y diálisis es el alto consumo de antiinflamatorios no esteroides.

antiinflamatorios

Riñones y leyendas – Quirónsalud

También el director médico de la Fundación Renal Iñigo Álvarez de Toledo, el nefrólogo Roberto Martín coincide en señalar que estos medicamentos son “veneno” para los enfermos que tienen algún grado de insuficiencia renal o para los enfermos frágiles, básicamente personas mayores.

La regla general que todos conocen porque han oído mil veces es no automedicarse, pero es muy fácil decirlo y muy difícil cumplirlo, sostiene este especialista que recuerda que antaño el fallo renal llevaba a la muerte pero ahora los trasplantes y la diálisis permiten a los pacientes vivir muchos años.

Este año 2017 , el Día Mundial de Riñón, que se conmemora el 9 de marzo, se va a dedicar al combate de la obesidad y a promover la vida activa, porque la obesidad está también muy relacionada con la enfermedad renal.

Coste sanitario

Según la S.E.N, a nivel mundial, la enfermedad renal constituye una epidemia que afecta al 10% de la población, y con una fuerte conexión con la diabetes y la enfermedad cardiovascular: el 50% de los pacientes con estas patologías sufre también enfermedad renal crónica.

Asimismo, se estima que alrededor del 25% de los pacientes afectados ignoran su patología en las fases iniciales de desarrollo, lo que hace más complicado el tratamiento de la enfermedad, impacta negativamente en la calidad de vida del paciente e incrementa sus costes.

En España, el Tratamiento Renal Sustitutivo (hemodiálisis, diálisis peritoneal o trasplante renal) supone entre el 2,5 y el 3% del presupuesto de salud, y más del 4% del presupuesto en atención especializada.

De acuerdo con la misma fuente, el coste medio por paciente del Tratamiento Renal Sustitutivo es 6 veces superior al del tratamiento VIH y 24 veces superior a la EPOC y el asma.

La entrada Antiinflamatorios, veneno para algunos riñones: descubre por qué aparece primero en EfeSalud por pgonzalez.



Source link