5.000 años de lavados nasales con agua de mar no pueden equivocarse

Para respirar adecuadamente, la mucosa nasal está recubierta de un moco protector que atrapa virus, bacterias y partículas en suspensión (polvo, polen,…). Es vital, no sólo para respirar bien, sino también para percibir el olor de forma intensa y disfrutar de los olores que nos rodean. De hecho, los practicantes de yoga (los yoguis) eran, y siguen siendo, muy conscientes de la importancia de la respiración, y desde hace más de 5.000 años utilizan los lavados nasales para mantener la mucosa nasal limpia y despejada como medio para alcanzar estados de meditación más profundos.