La emoción de los Carnavales: felicidad, plenitud, diversión y expansión


El carnaval es una tradición ya celebrada por las primeras civilizaciones romanas. Guillermo Fouce, experto en psicología social y profesor en la Universidad Complutense de Madrid, ha hablado con EFEsalud sobre ellos: tiempo de “diversión y expansión” antes del “recogimiento de la cuaresma”.

Carnaval de Veracruz. Foto: EFE/Saul Ramirez.

Existen diferencias en la manera de vivirlo, según las distintas culturas, pero sí confluyen  unas cuantas ideas establecidas:

  • Las personas pueden disfrazarse de lo que quieran
  • Se hacen cosas que normalmente no se harían
  • Se pueden trasgredir normas
  • Se saltan principios

“Desde el punto de vista psicológico es un espacio para hacer casi lo que uno quiera, de disfrute sin frenos. Hay una cuestión de anonimato y te atreves a ello,  la máscara te protege para que no te reconozcan. También hay una igualación de las clases sociales, que sólo pasa en Carnaval”, afirma Fouce.

Diez carnavales muy relevantes

carnaval

Carnaval de Venecia. Foto: ANSA/ANDREA MEROLA/pal/mr

El psicólogo asegura que todas las tradiciones culturales trascienden, se convierten en “eventos globales” porque ya no existen fronteras; “todo está conectado entre sí”, por ello los carnavales se han convertido en un gran “industria de comunicación y de turismo”. Aquí están en 2017, carnavales en ciudades de Brasil, México, Colombia, Bolivia, Italia, España, Francia, Estados Unidos, Inglaterra y Alemania.

Carnaval de Venecia

Los palacios venecianos son las sedes de los bailes de máscaras; está considerado el carnaval más exquisito del mundo.

En sus orígenes los nobles salían a la calle y el pueblo se olvidaba de la pobreza y se igualaban las clases sociales al ocultarse en los disfraces que los artesanos fabricaban, con abundantes bailes en los alrededores de la Plaza de San Marcos.

Santa Cruz de Tenerife

Es un espectáculo con carrozas, música y muchos disfraces, donde gentes de todas las edades desfilan con alegría por las calles de Tenerife.

En este carnaval son muy famosas las galas de elección de reina, de comparsas y agrupaciones musicales, festivales, actuaciones de orquestas y grupos en la calle.

carnaval

Carnaval de Tenerife. EFE/Cristóbal García

Niza

Desde la Edad Media celebra Niza su carnaval, apoyado en tres pilares: la fantasía de las carrozas del desfile “Corso Carnavalesco” , la “batalla de flores” y los fuegos artificiales de clausura.

Sus famosas carrozas llegan hasta los 15 metros de altura y su motivo varía en función de la crítica del año.

Notting Hill

Notting Hill es un conocido barrio londinense que celebra su carnaval el último fin de semana de agosto, a diferencia del resto del mundo.

Surgió en la década de los años 60 por iniciativa de los inmigrantes que viajaron al país; en esta fiesta no existen el orden ni el concierto y todo el mundo que quiera puede participar.

Colonia

Este carnaval de Alemania culmina con el jueves de Weiberfastnacht, día en el que las mujeres reciben por el alcalde las llaves de la ciudad y tienen libertad para besar a los hombres que se encuentren y cortarles las corbatas.

El día más significativo es el Rosenmontag (lunes rosa), en el que desfilan carrozas por sus calles al ritmo de canciones populares con el lema Kölle Alaaf (Colonia es de todos).

Río de Janeiro

carnaval

Carnaval de Río de Janeiro. Foto: EFE/Antonio Lacerda

Es el más conocido y el que más visitas recibe de todo el mundo: caudal de color, samba, buen humor y disfraces.

El recorrido del sambódromo da cabida a unas 120.000 personas y las escuelas de samba forman las comparsas, que se preparan durante un año para sorprender con su ritmo y colorido.

Veracruz

En 1790 data la “Tejería del Carnaval” en esta ciudad mexicana, donde había “danzas, comparsas y mojigangas”, según explican en su página web.

Desde 1979 se estableció la Quema del Mal Humor, donde se prende un muñeco con fuegos artificiales. Tras este acto llegan las coronaciones, los desfiles y el final con el Entierro de Juan Carnaval.

Mardi Gras, Nueva Orleans

Los colores púrpura, verde y dorado, simbolizan: justicia, fe y poder. Son los más repetidos en el carnaval de Mardi Gras (martes graso) de Nueva Orleans, en el estado estadounidense de Luisiana.

Desfilan por las calles de la ciudad y lanzan collares y juguetes al público. Se muestra el liberalismo con mujeres con el torso desnudo para ponerse muchos collares y circulan por la ciudad a ritmo de jazz.

Barranquilla

carnaval

Carnaval de Barranquilla. Foto: EFE/Carlos Capella.

La cumbia es la protagonista en este carnaval colombiano que comienza con la batalla de flores, para después seguir con carrozas y comparsas, que tienen su continuación en el festival de orquestas.

Tiene la presencia de sus personajes más populares: la reina, el rey Momo, el hombre caimán o María Moñitos, que culminan con el entierro de Joselito Carnaval. Es Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad por la Unesco desde 2003.

Oruro

Esta ciudad boliviana tiene un carnaval que honra a la Pachamama, la madre tierra, y a la Virgen del Socavón, a la que se le dedican desfiles y coreografías. Se trata de la pelea entre el mal y el bien, con una serie de danzas afroamericanas.

En 2001 fue declarado Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad por la Unesco.

La diversión como medio de unión

La alegría de estos días, la desinhibición, la risa y la fiesta es un medio de unión entre los seres humanos, es un medio de “expresión al límite”.

“Se piensan cosas como: ahora vamos a divertirnos que ya llegarán momentos peores o vamos a reírnos del mundo y de nosotros mismos. Es la esencia del carnaval y la risa es una herramienta purificadora que ayuda a limpiar impurezas“, explica Fouce.

carnaval

Carnaval de Tenerife. EFE/Ramón de la Rocha.

Por qué nos gusta tanto disfrazarnos

Guillermo Fouce señala que existen diferentes motivos, entre los que resalta:

  1. El propio contexto: que todo el mundo vaya disfrazado, anima a que tu también quieras estarlo.
  2. Nuevo personaje: adoptas una “personalidad” que no es la tuya, como sentirse otro durante un corto periodo de tiempo.
  3. Sensación de desinhibición: atreverse a hacer cosas que en otras circunstancias no se harían.

“Es como si fuese un poco el mundo al revés, existen unas reglas y unas normas pero cuando llega carnaval, se alteran y se pone patas arriba”, añade el experto.

Carnaval es igual a felicidad

El especialista explica que la felicidad es “vivir el momento” porque “la felicidad no es absoluta” y hay que aprovechar y disfrutar del momento.

El carnaval nos aporta:

  • Momentos de risa
  • Desinhibición
  • Te comunicas con los demás porque te disfrazas, sales y bailas
  • Te olvidas de tus penas, aunque sea por unos días. Esto pasa mucho en ciudades con problemas económicos, como por ejemplo Brasil, donde la gente pasa por muchas desigualdades pero “el carnaval iguala a todos”

“Es un poco dejar de pensar en los problemas, las dificultades y disfrutar. Son momentos de felicidad donde las calles se llenan de color, de disfraces y lo mejor es que lo puedes compartir con los demás”, concluye Fouce.

Carnaval de Río. EFE/Fernando Bizerra Jr

La entrada La emoción de los Carnavales: felicidad, plenitud, diversión y expansión aparece primero en EfeSalud por rosagallardo.



Source link